Blogia
diariodealejandro

Manolito Gafotas: Los trapos sucios

*Titulo: Manolito Gafotas: Los trapos sucios.
*Autor: Elvira Lindo.
*Editorial: Alfaguara (Madrid), 1997.
*Argumento:
Manolito Gafotas es un niño de Carabanchel que observa el mundo desde su barrio y cuenta todo lo que ve con las palabras que atrapa de los mayores, de la película y de la televisión.
El protagonista se ve sorprendido por los cambios que se producen a su alrededor con la llegada de su hermano pequeño, el imbécil. Siente una terrible envidia porque toda su familia, (padre, madre y abuelo Nicolás) lo ha “dejado de lado” para ocuparse del pequeño.
Manolito siente un gran amor por su padre, sin embargo, se ve frustrado por el poco tiempo que pasa con él debido a su trabajo de camionero.
El abuelo también es importante en la vida de Manolito; con él puede hablar de todos los temas que le preocupan ya que lo considera un centro de sabiduría.
En esta ocasión, Manolito conocerá el amor en forma de Melody Martínez, la nueva y enigmática compañera de clase.
Durante el período de Navidad, Manolito y sus amigos (Orejones López, Yihad, Paquito Medina y Mostaza) irán por todo el barrio a la caza del aguinaldo. No consiguen gran cosa pero sucedió un hecho irreparable, perdieron al Imbécil durante un rato. Todos pensaron que estaba vagando, vestido de Superman, por las calles de Carabanchel. Sin embargo, al volver a casa, se dieron cuenta de que se lo habían dejado olvidado en la primera puerta que llamaron; la vecina de arriba.
Otro hecho importante fue la desilusión que Manolito se llevo de su madre. Sentado en el rellano de la escalera pudo escuchar como su mamá le contaba a la vecina lo feos que eran los regalos que hacían en clase para el día de la madre, y como ella tenía que disimular para que Manolito no se enfadara. Nuestro amigo se sintió humillado y rompió el regalo de este año. En ese momento bajó su madre y lo comprendió todo. A pesar de que intentó convencer a su hijo de que lo que había escuchado era mentira, a Manolito no le dejaban de llegar las risas de las dos “amigas” al hablar de sus creaciones. Tuvo que pasar mucho tiempo hasta que a Manolito se le olvidó aquello.
*Opinión personal:
La historia de Manolito Gafotas me ha parecido simplemente genial.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres